miércoles, 19 de abril de 2017

La mochila llevaba en su interior, DOS CABEZAS en avanzado estado de descomposición

Esta Semana Santa 2017, ha sido prodiga en noticias que han trascendido más de lo deseado por todos.
En Almería, un joven que cargaba una mochila en su espalda, subió a un autobús de línea regular para desplazarse a visitar la Semana Santa de Sevilla.
Una vez tomado el autobús, -al caminar por el pasillo del mismo entre sus asientos-, un fortísimo olor que salía de la mochila, comenzó a propagarse por todo el autobús.


El olor era tan terrible y desagradable, que levantó las sospechas de todos los pasajeros que asombrados, miraban al sujeto pasearse cargando la mochila.

Fue entonces, cuando un pasajero decidió alertar a la Policía, que casualmente, circulaba en sentido contrario pero por la misma ruta que el autobús.


La mochila llevaba en su interior, DOS CABEZAS en avanzado estado de descomposición

La patrulla policial, detuvo el autobús para hacer la pertinente revisión, y tras hacer que el pasaje se bajase del autobús, le pidieron al joven que abriese su mochila y ante la mirada atónita y aterrorizada de los demás pasajeros, descubrieron con pavor y gran asombro, que…


La mochila llevaba en su interior, DOS CABEZAS en avanzado estado de descomposición

¡¡¡La mochila llevaba en su interior,  DOS CABEZAS en avanzado estado de descomposición!!!
Al ser examinada minuciosamente la mochila, -por parte de la Policía- se logró constatar, que una de las cabezas era de AJOS y la otra cabeza, era de CEBOLLA.

Todos en el autobús, respiraron con tranquilidad cuando la policía, le retiro ambas cabezas al joven y posteriormente, desapareció el pestilente y nauseabundo olor del autobús.
La mochila llevaba en su interior, DOS CABEZAS en avanzado estado de descomposición
Moraleja: No por mucho madrugar es oro todo lo que reluce, pero a buen entendedor amanece más temprano. A quien madruga pocas palabras bastan y quien bien te quiere cuando el río suena, amanece más temprano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.
HLR